REFLEXIÓN SOBRE LA PROPUESTA DE MODIFICACIÓN DE LA LEY DEL SUELO DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Autor: Juan Alberti

A la hora de regular los usos del suelo hay una serie de Principios Básicos que parecen elementales en el marco político y económico en el que nos encontramos, tanto la Unión Europea como la Ley de carácter estatal los recogen de una u otra manera, por ello las leyes de ámbito autonómico deberían ahondar en ellos y desarrollarlos en el ámbito territorial correspondiente, en este caso, la Comunidad de Madrid.

  • Regular el suelo como un recurso no solo económico sino natural, escaso y no
    renovable y los derechos y obligaciones que giran en torno al mismo.
  • Participación pública de las plusvalías generadas por el planeamiento urbanístico.
  • Reserva de suelo para viviendas sujetas a un régimen de protección pública.
  • Participación ciudadana en el proceso urbanístico
  • Sostenibilidad económica y ambiental
  • Transparencia y publicidad
  • Equilibrio entre densidad de vivienda sin alterar la edificabilidad
  • Establecimiento de criterios de sostenibilidad estableciendo limites al crecimiento urbano

Además de preservar la biodiversidad, el medio ambiente natural, flora y fauna y el patrimonio arqueológico y cultural que deben considerarse a la hora de definir las estrategias de usos del suelo.

Sin embargo, el Gobierno de la CAM plantea una modificación a la Ley del suelo que rige en Madrid desde 2001 sin atender a ninguno de estos criterios, sino, más bien lo contrario, con el objetivo de incentivar las actuaciones urbanistas con el fin de facilitar las actuaciones y la supervivencia de las empresas promotoras.

Ya desde la Exposición de Motivos el órgano de Gobierno de la CAM deja muy claro que pretende apostar por el modelo de crecimiento de la especulación y el ladrillo como elemento angular de la recuperación económica de la Comunidad.

Este es un modelo que ya se demostró ineficaz para el desarrollo económico sostenible y sostenido, no es el modelo de crecimiento que necesita la Comunidad de Madrid que debería apostar por

  • Recuperar el tejido industrial apostando por una industria sostenible, verde, innovadora y versátil.
  • Digitalización de las ciudades y de la economía
  • Fiscalidad justa con tributos como función social

Pretender que se facilita la actividad económica retirando o relajando el control público sobre las actuaciones sobre el territorio es una falacia, un falso liberalismo y un tributo a los especuladores.

Lejos de planificar y ordenar las necesidades habitacionales y la demanda futura de vivienda en la Comunidad, lo que pretende el Gobierno de la CAM es dejar en manos de los promotores el futuro de nuestro territorio.

Con todo, el Gobierno de Ayuso no ha tenido en cuenta que le falta una pieza muy importante en este puzzle; la financiación.

Efectivamente, Rodrigo Rato, ayer autor del milagro económico y hoy presidiario, contó para su milagro con las entidades de crédito, especialmente las Cajas de Ahorro para ofertar una financiación indiscriminada para la compra de las miles de viviendas necesarias para producir el milagro y que condujo, de una parte a la quiebra de la mayoría de ellas, al empobrecimiento de miles de familias incapaces de hacer frente a sus obligaciones hipotecarias, a la pérdida de su vivienda habitual de cientos de familias y finalmente a un rescate bancario que pagaremos durante lustros.

Hoy, las Entidades Financieras que perduraron a ese milagro de panes y peces no participarán en ese aquelarre, primero porque no arriesgaran su supervivencia a estas políticas erráticas y segundo porque las autoridades económicas, nacionales e internacionales no se lo permiten.

La modificación que se plantea es la negación de los derechos públicos a intervenir en los usos del suelo y la desacertada apuesta por un modelo de crecimiento que ya sabemos donde conduce. No se trata, por tanto de intentar modificar el Artículo Único de esta propuesta de Modificación de Ley, se trata de rechazarla frontalmente, quizás la ultraderecha con Rocío Monasterio a la cabeza estén muy interesadas en aprobarla, menos se entiende en Cs que pretende recuperar la centralidad, esta es una buena oportunidad para demostrarlo.

También te podría gustar...