Las medidas de tráfico podrían reducir de manera efectiva las concentraciones de NO2 en un 40% en las ciudades de Europa

Según los científicos del Joint Research Center (JRC) de la UE, las concentraciones del NO2 en 30 grandes ciudades europeas podrían reducirse hasta en un 40% con medidas correctas de política de tráfico.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire es el mayor riesgo para la salud ambiental en Europa.

La contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) fue responsable de 68.000 muertes prematuras dentro de la UE en 2016 y muchas ciudades europeas aún superan regularmente los límites actuales de la UE para el NO2. En España según estas mismas fuentes, se estima que fueron 4.280 la muertes prematuras producto de la contaminación por NO2.De ellas una parte importante se producirían en Madrid al ser una de las ciudades españolas con peor calidad del aire. Por ellos, la presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha pedido mayor ambición a los gobiernos locales para conseguir el objetivo “contaminación cero”.

El Atlas Urbano de NO2 desarrollado por científicos del JRC proporciona hojas informativas de las ciudades con el fin de ayudar a diseñar medidas efectivas de calidad del aire para reducir la concentración de NO2 en las ciudades europeas.

El Atlas identifica las principales fuentes de contaminación por NO2 para cada ciudad examinada, ayudando a los formuladores de políticas a diseñar acciones.

Al ser el transporte por carretera una de las principales fuentes de contaminación por NO2, se han de tomar medidas específicas en este sentido. Medidas que podrían incluir la restricción del acceso de ciertos tipos de vehículos a las áreas del centro de la ciudad, o aplicar impuestos ambientales a los mayores contaminadores.

Transporte por carretera: la principal fuente de contaminación urbana por NOx

Para las 30 ciudades europeas analizadas en el informe, la contribución media del transporte a las emisiones globales de óxidos de nitrógeno (NOx) fue del 47%.

En toda la UE, el transporte por carretera es el mayor contribuyente a la contaminación por NOx (NO y NO2), por delante de los sectores energético, comercial, institucional y doméstico.

Como se muestra en el informe, la proporción del transporte por carretera a las emisiones locales totales de NOx difiere considerablemente en Europa. En Atenas, Madrid y Milán, más del 70% de las emisiones proviene del transporte, mientras que en Lisboa, donde las emisiones de envío son altas, el transporte por carretera solo es responsable del 20% de la contaminación por NOx.

Un análisis más en detalle del sector del transporte por carretera muestra que el NO2 en las ciudades se origina principalmente por las emisiones de los vehículos diésel.

Las medidas sobre el tráfico podrían reducir en gran medida las emisiones

Los científicos del JRC estiman que, al reducir el flujo del tráfico que emite NOx, las ciudades podrían reducir las emisiones de NO2 en un promedio del 40%.

Alrededor del 15% de reducción podría provenir de automóviles diesel de pasajeros, 13% de camiones y 6% de camionetas.

La efectividad local de las medidas de tráfico depende en gran medida de la participación del transporte por carretera en las emisiones de NOx.

Los flujos de tráfico que emiten NOx pueden reducirse limitando el acceso de vehículos altamente contaminantes, principalmente automóviles diesel más antiguos, a las zonas interiores de las ciudades.

El mismo resultado también se puede lograr fomentando los vehículos eléctricos y fomentando el uso del transporte público, las bicicletas y las caminatas.

Estas medidas no solo mejorarían la calidad del aire; También significarían menos ruido, menos accidentes y una mejor calidad de vida.

Fuente: https://ec.europa.eu/jrc/en/news/air-quality-traffic-measures-could-effectively-reduce-no2-concentrations-40-europe-s-cities

También te podría gustar...